Proceso de adopción

Adoptar un animal es una de las experiencias más gratificantes que puedes tener en la vida, ¡estás salvando una vida y tu nuevo compañero te dará mucho amor! Sin embargo, antes de tomar la decisión de adoptar un animal, piensa bien en todas las responsabilidades que conlleva y solo hazlo cuando estés seguro de que podrás darle lo que necesita. Un animal es para toda la vida, debes estar preparado para tratar a tu mascota como uno más de la familia, y ser consciente de que probablemente debas cuidarlo durante muchos años.

Todos nuestros animales se dan en adopción con microchip a nombre del adoptante, las vacunas al día y, si tienen la edad suficiente, esterilizados. Estos gastos veterinarios básicos debe asumirlos el adoptante, aunque a un precio muy reducido comparado con el que pagaría un particular.

En el caso de que el animal sea demasiado joven para esterilizar, tendrás que comprometerte a esterilizarlo una vez tenga la edad adecuada (aproximadamente 6 meses).

La esterilización es fundamental para controlar el gran problema de sobrepoblación animal, además de presentar numerosos beneficios para su salud y comportamiento.

Nuestro proceso de adopción es muy sencillo. Antes de adoptar te haremos un pequeño cuestionario o entrevista para conocer cómo vivirá el animal y valorar si la familia es la más adecuada para sus necesidades. El objetivo es tratar de encontrar el animal más adecuado para cada adoptante, de modo que ambos sean felices tras la adopción, y aconsejar en los aspectos que pensamos que pueda haber alguna dificultad. Valoraremos la posibilidad de realizar una visita a la casa del adoptante.

Por último, pediremos que firmes un contrato de adopción y ¡ya podrás disfrutar de tu nuevo amig@!

Adopciones en el extranjero

Muchos de nuestros perros son adoptados en otros países, en la mayoría de los casos se adoptan a través de asociaciones extranjeras que colaboran con nosotros. Tenemos contactos en Reino Unido, Francia, Bélgica, Holanda y Alemania, pero si vives en otro país, pregúntanos y podemos ver si hay posibilidad de enviarlo a donde vives. Además de la tasa de adopción normal, el adoptante tiene que pagar el coste del transporte, que suele ser entre 150-200€ para la mayoría de países europeos, y aproximadamente 250€ para Reino Unido.

Los trámites son muy sencillos: el animal ha de estar identificado con microchip, tener un pasaporte y estar vacunado contra la rabia al menos 21 días antes del viaje. La edad mínima para que viaje un cachorro es de 3 meses y 21 días, debido al periodo de espera tras la vacuna de la rabia.

Todos los perros que enviamos al extranjero son testados para identificar posibles enfermedades infecciosas endémicas como leishmaniosis, ehrlichiosis o filariosis.

Una vez tengas el animal en el país de destino, es importante recordar dar de alta el microchip en la base de datos de tu país, ya que de lo contrario no podrán acceder a tus datos en el caso de que el animal se perdiese.

Razas consideradas potencialmente peligrosas

En España hay una serie de razas catalogadas como "potencialmente peligrosas" sujetas a legislación específica. La lista de razas varía según la provincia pero suele incluir las siguientes razas: Pit Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Staffordshire Bull Terrier, Bull Terrier Inglés, Rottweiler, Doberman, Dogo Argentino, Presa Canario, Presa Mallorquín, Akita Inu, Tosa Inu, Fila Brasileiro, Dogue de Bordeaux, Bullmastiff, Mastín Napolitano y cruces con cualquiera de estas razas.

Todos los propietarios de este tipo de perros necesitan obtener la licencia para la tenencia de perros potencialmente peligrosos, y el perro ha de estar registrado en el ayuntamiento. Para cumplir con la legislación, no podemos dar ningún perro de estas razas hasta que el adoptante haya obtenido la correspondiente licencia. Esta licencia se pide en el ayuntamiento de residencia, y los trámites son algo distintos según cada municipio, así que lo mejor es que te informes en tu ayuntamiento. Como mínimo te pedirán los siguientes documentos:

  • DNI
  • Certificado de antecedentes penales
  • Certificado de aptitud física y psicológica
  • Seguro de responsabilidad civil por valor de 120.000€